Manual básico para el mantenimiento de tu piscina

La piscina es un elemento que requiere de mucho cuidado y mantenimiento continuo (sobre todo en la época de uso) para tener el agua en buenas condiciones y evitar problemas de salud a las personas que hacen uso de ella.

Si eres inexperto en el mantenimiento del agua de la piscina, damos una serie de recomendaciones básicas para que puedas conocer a fondo como se debe mantener el agua de la piscina. Si se desea un mantenimiento y limpieza más profesional y una mayor comodidad y tranquilidad siempre pueden contactar con Ideal Servicios para realizar dicha labor.

El tratamiento físico y el tratamiento químico del agua

En primer lugar debemos hacer esta gran diferenciación, son dos tipos de tratamiento que deberemos hacer a la par para que la conjunción de ambos de cómo resultado un agua limpia y apta para el baño.

mantenimiento-piscinas-madrid

Por un lado tenemos el tratamiento físico del agua, este está compuesto de un equipo de depuración (bomba + depuradora) que se encarga de recircular el agua por dicho sistema, atrapando la suciedad en la depuradora o filtro y devolviendo el agua limpia a la piscina.

Por otro lado, tenemos el tratamiento químico del agua, el cual se realiza mediante el análisis y adición de productos químicos a la piscina que nos garantizan un correcto PH del agua y una correcta desinfección del agua.

Vamos a ver estos tratamientos más en profundidad.

Tratamiento físico del agua

La depuración del agua es un proceso que debe realizarse a menudo (normalmente diariamente) para mantener el agua limpia. Normalmente suele automatizarse esta labor y suele durar unas 6 horas. El calculo del tiempo de depuración se hará conforme al volumen de la piscina y el caudal del equipo de filtración, asegurándonos que toda el agua de la piscina para por dicho sistema de filtración.

Debemos asegurarnos que el nivel del agua de la piscina se encuentra mínimo a la mitad de los skimmers, a través de los cuales, junto a los sumideros y el limpiafondos, serán los encargados de recoger el agua para llevarla al circuito de filtración, una vez allí, la bomba impulsará el agua hacia el filtro y volverá de nuevo a la piscina por medio de las boquillas de impulsión, situadas en el lado opuesto a los skimmers y los sumideros, de esta forma el ciclo se repetirá.

La depuración se recomienda realizarse por la noche o a primera hora de la mañana, así tendremos el agua en perfectas condiciones para su uso y disfrute.

Mantenimiento del sistema de filtración

Otra cosa que debemos tener en cuenta dentro del tratamiento físico del agua, el llevar a cabo un mantenimiento periódico del equipo de filtración, para que este funcione en perfectas condiciones.

Por lo tanto, de forma periódica hay que revisar la presión del filtro, y si la presión es muy alta, hacer un lavado de las arenas del filtro.

Para ello debemos colocar adecuadamente las llaves de paso del agua, abriendo las llaves de sumidero y retorno, y poniendo la válvula selectora del filtro en lavado. Una vez hecho esto encendemos la bomba y dejamos actuar unos minutos. Pasado este tiempo, comprobaremos como el manómetro del filtro vuelve a marcar presiones más estables.

Una vez realizado el lavado de las arenas del filtro, es recomendable hacer un lavado de los conductos del filtro, para ello ponemos la válvula selectora en enjuague y encendemos la bomba unos minutos, hecho esto, ponemos la válvula selectora en filtración para mandar el agua que hay en el circuito del filtración por el sumidero y evitar que se introduzca en la piscina.

Otra tarea de mantenimiento del sistema de filtración es la limpieza del filtro de la bomba, para ello, debemos colocar la válvula selectora en cerrado y sacar la cesta del filtro de la bomba para limpiarlo y volver a colocarlo en la bomba.

Limpieza del fondo de la piscina

piscina-sucia

En último lugar, vamos a mencionar la limpieza de fondo y paredes de la piscina como parte del tratamiento físico del agua, en este caso, tratamiento físico del vaso de la piscina.

Para ello utilizaremos un limpiafondos, que pueden ser hidráulicos, es decir, conectados al equipo de filtración de la piscina, o robots limpiafondos eléctricos, independientes del sistema de filtración y conectados a la corriente eléctrica.

Los limpiafondos hoy día suelen utilizarse automáticos, los cuales se encargan automáticamente de mapear la piscina y pasar automáticamente por todos los rincones del vaso de la piscina (fondo y paredes).

Tratamiento químico del agua

Con solo el mantenimiento físico del agua no es suficiente, puesto que existen amenazas bacterianas en el agua de la piscina, que aunque no sean visibles, pueden afectar a la salud de los bañistas.

En primer lugar, debemos mantener siempre el PH de la piscina en unos valores entre 7,2 y 7,6 de esta forma tendremos unos valores de acidez aceptables y tolerables por la piel de las personas que se bañan, además de mejorar la desinfección del agua de la cual hablamos a continuación.

Dicha desinfección, debemos realizarla diariamente mediante la adición de desinfectantes, como pueden ser básicamente cloro, u otras alternativas como el bromo o el oxígeno activo.

El análisis de los valores de PH y de cloro podemos realizarlo por medio de un test básico, que consiste en recoger agua de la piscina y añadir una soluciones que dan color al agua, y que según la intensidad del color nos darán los valores actuales, para en consecuencia a estos, añadir productos químicos que regulen los valores hasta conseguir valores óptimos.

Existen otros productos químicos, como los antialgas, que eliminan las algas en caso de existir y evitan la proliferación de éstas previniendo dicha infección en las paredes y fondo del vaso.

Los floculantes, mejoran la eficiencia de los sistema de filtración y limpiafondos, haciendo que la suciedad se reagrupe en estructuras más fáciles de recoger por los sistemas de limpieza de la piscina, cuyo uso se aconseja sobre todo el problemas de agua turbia y poco clara.

Además, existen productos multiacción, que contienen funciones como cloro, antialgas, abrillantador, floculante, reductor de PH, anti hongos, anti cal, etc…

Todos estos productos químicos puedes encontrarlos en la sección de producto químico para piscinas del enlace anterior.

Esperamos que estos consejos hayan sido útiles para el mantenimiento de su piscina. Aunque usted tenga dichos conocimientos, siempre será recomendable acudir a expertos como Ideal Servicios para realizar estas tareas tan delicadas.