Trucos para limpiar alfombras

Limpiar una alfombra es una tarea que nos puede suponer problemas, ya que tiene una gran superficie, un material irregular y están continuamente expuestas a las pisadas y a agentes externos como el aire y el polvo. Pero si sabes qué productos debes utilizar y cómo hacerlo, no tendrás que preocuparte excesivamente y terminarás antes de que te des cuenta. Por eso a continuación vamos a detallarte cuáles son los productos clave para limpiar tu alfombra en cada una de las distintas situaciones:

Limpieza con Sal

Uno de los trucos más baratos y asequibles para todo el mundo porque, ¿Quién no tiene sal en casa? Y si no la tienes, ¿Para qué están las vecinas? Si es tan amable de dejártela, comparte este truco con ella y saldréis ganando las dos.

Este método se basa en la cualidad que tiene la sal de absorber la humedad y es tan fácil como extender una fina capa de sal por encima de la alfombra y al cabo de unos minutos, enrollarla en forma de tubo. A continuación debes dejar que la sal haga su magia durante unas 4 horas aproximadamente, desenrollarla y con la ayuda de una aspiradora, retirar toda la sal.

Bicarbonato

Estamos seguros de que estarás familiarizado con este producto, y si no, esta es una buena ocasión para empezar a utilizarlo, ya que tiene múltiples aplicaciones en el campo de la limpieza de muchas zonas de la casa y te sacará de más de un apuro.

Al igual que te hemos explicado en el punto anterior sobre cómo aplicar la sal, esta vez debes hacerlo con el bicarbonato, acordándote de aspirar toda la zona de la alfombra para retirar el producto completamente, pero esta vez, déjalo reposar una hora más, durante un total de 5 horas

Agua con gas

Otro ingrediente que es muy fácil de encontrar. En este caso, el agua con gas se utiliza para eliminar las manchas provocadas por un fluido que se haya podido derramar sobre la alfombra.

Aplica el agua con gas, que también puedes sustituir por agua oxigenada o con bicarbonato, sobre la mancha. Después de unos minutos procede al secado con la ayuda de papel absorbente o de un trapo. Haz esto desde los laterales de la alfombra hacia dentro y así evitarás que la mancha se extienda.

Agua tibia+ Detergente+ Vinagre

Esta mezcla es ideal para limpiar manchas provocadas por alimentos. Aplícala sobre la zona de la mancha con una esponja y después de unos minutos, retírala como te hemos explicado en el apartado anterior, dejando que se seque completamente.